Miércoles de ceniza

miercoles-de-ceniza

Miércoles de ceniza

Hoy celebramos Miércoles de Ceniza, día con el que damos comienzo a la Cuaresma, tiempo en el que nos preparamos para la llegada de Pascua de Resurrección.

En los materiales de Cuaresma desarrollados por los Jóvenes Dehonianos, puedes encontrar un apartado dedicado a la celebración de Miércoles de Ceniza.

En este día, se bendice e impone en la frente de los fieles la ceniza hecha de las palmas bendecidas en el Domingo de Ramos del año anterior. Al imponer la ceniza el sacerdote dice: “Polvo eres y en polvo te convertirás” o “Conviértete y cree en el Evangelio”, con lo que se resalta la importancia del SER frente al TENER, el AMAR frente al POSEER.

En este año de pandemia, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos ha modificado el rito del Miércoles de Ceniza adaptándose a este tiempo de coronavirus. De este modo, señalan que “pronunciada la oración de bendición de las cenizas y después de asperjarlas, sin decir nada, con el agua bendita, el sacerdote se dirigirá a los presentes, diciendo una sola vez y para todos los fieles, la fórmula del Misal Romano: «Convertíos y creed en el Evangelio», o bien: «Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás».

Tras ello, “el sacerdote se limpiará las manos y se pondrá la mascarilla para proteger la nariz y la boca. Posteriormente, impondrá la ceniza a cuantos se acercan a él o, si es oportuno, se acercará a los fieles que estén de pie, permaneciendo en su lugar. Asimismo, el sacerdote tomará la ceniza y la dejará caer sobre la cabeza de cada uno, sin decir nada””.

La ceniza que se impone este día es un signo de humildad que recuerda al cristiano su origen y su fin.

MIÉRCOLES-CENIZA

scjdehonianos
scjdehonianos
comunicacion@scj.es
No hay comentarios

Escribe un comenario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.