Sociedad

En mi pueblo, Moreda de Aller, en los años 50 celebrábamos “Halloween” y no lo sabíamos. Qué incultos éramos. Las vísperas de Todos los Santos, o la semana final de octubre, buscábamos calabazas de todo tipo, que vaciábamos de su pulpa; se perforaba la cáscara...