Los comedores sociales de Bahía de Caráquez amplían sus raciones por la pandemia de COVID-19

comedor-social

Los comedores sociales de Bahía de Caráquez amplían sus raciones por la pandemia de COVID-19

Los Dehonianos desarrollamos nuestra misión en Ecuador a través de diferentes proyectos en Quito y Bahía de Caráquez donde día a día intentamos ofrecer un futuro mejor a las personas más necesitadas. En Bahía de Caráquez disponemos de dos comedores sociales, los cuales nacieron de la catástrofe natural de 1998, El Niño, y están situados en los sectores más vulnerables con grandes deficiencias en servicios básicos.

  

El comedor Padre Dehon se sitúa en el sector de Fanca, en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús. Este barrio nació como una invasión ante las pérdidas ocasionadas por el fenómeno de El Niño y el terremoto. Es un sector sumamente humilde y vulnerable, golpeado por la pobreza, baja calidad en la educación, pocos recursos sanitarios, drogadicción, violencia… En este contexto surge la necesidad de un apoyo extra a esta comunidad, procurando que los niños y jóvenes tengan una alimentación de calidad, así como un espacio de apoyo al estudio y de ocio sano.  En este barrio se sitúa también la casa de la comunidad religiosa, el aula de educación integral “Talita Kum”, “Domus Cordis” y el templo parroquial Sagrado Corazón. 

 

 

El comedor de Bellavista, de la Parroquia de Nª Sra de la Merced, nace con el propósito de promocionar la barriada más pobre del núcleo de la ciudad. Está situado en uno de los montes que coronan la bahía. Ante los fenómenos del 98, la desnutrición de los niños del sector y la precariedad de medios en este lugar, los misioneros vascos que atendían la parroquia decidieron abrir este comedor con una capacidad de 100 niños. Cuando pasamos a administrar la parroquia de la Merced, también asumimos el comedor, especialmente con la reconstrucción del mismo tras el terremoto de 2016, en la que contribuyó la Congregación SCJ. 

 

Los dos comedores están destinados para niños de 3 a 17 años, aunque también proporcionan alimento a algunos ancianos que no tienen fuerzas ni recursos para procurar alimentos. 

 

Pandemia COVID-19

 

En situaciones normales, el proyecto no solo consiste en alimentar sino también en proporcionar apoyo escolar y ocio a los pequeños. Ante la pandemia de COVID-19 y la crisis económica que ha ocasionado nos planteamos la necesidad de seguir apoyando con el comedor, pero ayudando no solo al niño sino a toda la familia, lo que ha cuadruplicado las raciones, conservando el mismo aporte que antes se hacía por persona (en Bellavista come una familia por 0,25$ y en Fanca por 0,5$).

 

El servicio por lo tanto se ha aumentado de forma considerable, así en el comedor de Bellavista había 40 niños antes de la pandemia y en la actualidad se reparten 130 raciones. En Fanca había 68 niños y ahora se entregan 260 raciones cada día. 

 

En estos momentos, se ofrece a la familia un plato de arroz y un acompañante o sopa y arroz. Por la situación tan delicada que estamos viviendo, un miembro de la familia (obviando niños y ancianos) retira el alimento de todos cada día y hace un aporte simbólico, aunque muchas familias extremadamente pobres no aportan nada. Además, los comedores se han adaptado con protocolos y medidas de seguridad para garantizar el bienestar tanto de los trabajadores como de los usuarios.  

 

Estos comedores sociales son muy necesarios en estos días tan difíciles ya que son muchas las personas que se benefician de su servicio. Para su funcionamiento contamos con el aporte que hace la Congregación (para el P. Dehon) y la parroquia (para el de Bellavista) principalmente, el aporte de las familias, personas y empresas privadas y algunos alimentos que el municipio entrega de las donaciones que ellos reciben. 

 

Los comedores sociales de Bahía de Caráquez nos necesitan más que nunca. Colabora con nosotros en hazlatirelcorazondelmundo.com

 

scjdehonianos
scjdehonianos
comunicacion@scj.es
No hay comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.